¿Son fiables los test alimenticios para detectar posibles intolerancias alimentarias?

Primero de todo, quiero que diferenciéis una cosa: una intolerancia no es lo mismo que una alergia. Quiero matizarlo ya que muchas personas se confunden y si, tanto las alergias como las intolerancias alimentarias son reacciones adversas que nos producen los alimentos, ambas son respuestas anormales que se atribuye a la ingestión de un alimento, pero entre ellas encontramos diferencias que es importante conocer. La alergia se caracteriza por una reacción adversa o respuesta alterada del sistema inmunitario ante la ingestión, contacto o inhalación de un alimento, o a un componente del mismo. Pueden tener consecuencias leves, como urticaria  o graves como el shock anafiláctico. En el caso de las intolerancias, ante la ingestión de un alimento o el componente de un alimento, se produce una reacción adversa del propio metabolismo, sin participación del sistema inmunológico. En la mayoría de los casos se manifiesta en forma de alteraciones digestivas, distensión abdominal, diarreas o pérdida de peso al no poder absorber bien los nutrientes. Las intolerancias son bien conocidas por los expertos en trastornos funcionales digestivos y existen pruebas específicas estandarizadas realizadas por los especialistas del aparato digestivo. Las intolerancias más frecuentes y prevalentes son a la lactosa, la fructosa y el gluten.

Resultado de imagen de alergia e intolerancia alimentaria

Como acabo de decir….EXISTEN PRUEBAS ESPECÍFICAS Y ESTANDARIZADAS. Una de estas pruebas son: los test del aliento, la detección de anticuerpos específicos en sangre (utilizados en el diagnóstico de la enfermedad celiaca) o la biopsia intestinal. El uso de los test de intolerancia alimentaria para determinar otras enfermedades presuntamente asociadas carece de base científica que los avalen. Estos test que están apareciendo en los últimos años en centros privados y farmacias, que se publicitan como de intolerancia, dicen que son capaces de detectar el rastro de más de 150 alimentos, basándose en pruebas de citotoxicidad alimentaria a través de un análisis de sangre. Estos análisis determinan cómo reaccionan los anticuerpos del paciente ante determinadas sustancias-proteínas presentes en los alimentos. En este sentido, la presencia de este tipo de anticuerpos IgG en la sangre prueba la existencia de contacto con un determinado alimento, pero no su intolerancia. Para ello son necesarias otras pruebas que pueden ser sencillas, como introducir o retirar un alimento en la dieta o más complejas como la biopsia.

Resultado de imagen de alergia e intolerancia alimentaria

Para finalizar, señalar que los resultados de estos test pueden dar lugar a dudas o propiciar la recomendación de dietas ineficaces así como retrasar el diagnóstico y el tratamiento adecuado de enfermedades que en ocasiones pueden ser graves. Asimismo, en algunas ocasiones, se emplean para el diagnóstico y tratamiento de patologías en las que no se ha demostrado la participación del sistema inmunitario. Por todo ello, no os dejéis engañar, los expertos desaconsejan el uso de estos test en la evaluación de las intolerancias y, sobre todo, en tratamientos de enfermedades presuntamente asociadas a la alimentación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s