¿Flatulencia después de consumir legumbres? ¡Evita los incómodos gases!

La flatulencia, o también denominado meteorismo, se presenta por un exceso de gases que se acumula en el intestino y que además de producir una distensión abdominal (hinchazón del abdomen), causa espasmos intestinales.  

El gas que se acumula en el intestino procede de dos vías distintas; en parte, del aire que se ingiere al tragar los alimentos, pero este gas también puede ser el producto de la fermentación que llevan a cabo las bacterias de la flora intestinal. 

Todos sabemos que después de comer un buen plato de garbanzos, lentejas o alubias muchas personas presentan hinchazón abdominal, una consecuencia incómoda que hace que en más de una ocasión las nutritivas legumbres sean rechazadas. 

La causa de este exceso de gases la tiene uno de sus componentes: los oligosacáridos no digeribles, en concreto la rafinosa y la estaquiosa. Estos oligosacáridos no digeribles son resistentes al ácido gástrico y a la acción de las enzimas digestivas, y por tanto entran intactos en el intestino grueso y son fermentados por las bacterias que residen en él. Como consecuencia de esta fermentación se forma gas, hecho que explica los problemas de meteorismo y flatulencia que aparecen tras la ingesta de legumbres.

Para evitar o reducir la flatulencia tras consumir legumbres pueden aplicarse distintas técnicas muy simples:

– Romper el hervor mientras se están cociendo las legumbres, retirando la cazuela del fuego durante unos minutos o bien añadiendo agua fría al agua hirviendo. De esta manera se reducen al máximo los oligosacáridos productores de gas. A esto es lo que llamaban antiguamente “asustar a las lentejas” (se ve que tenían ya mucho sentido común).

– Tomar las legumbres en puré o quitar su piel. Si se mezclan con verduras o con patatas resultan más suaves y si se les añaden durante la cocción condimentos carminativos como comino, anís, romero, tomillo o hinojo, entre otros, se facilita su digestión y se reduce el cúmulo de gases.

– Terminar la comida con una infusión digestiva, de alguna de las plantas antes mencionadas, o de las conocidas manzanilla y menta poleo.

– Masticar bien los alimentos y comer y beber despacio, para así evitar tragar una cantidad excesiva de aire mientras se come.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s