La quinoa, el falso cereal de moda

En el post de esta semana quiero hablaros de uno de los granos que más de moda está en la actualidad, la quinoa. Este grano forma parte de la comida básica del altiplano Perú-Boliviano-Argentino y algunos otros países latinoamericanos como Ecuador desde hace más de 5.000 años.

No hace mucho tiempo que en el supermercado solo podríamos encontrar arroces refinados y cereales inflados y no teníamos a mano la quinoa y ni tan siquiera sabíamos lo que era.

Actualmente, el empleo de la quinoa está en su mejor momento y son más las personas que cada día incorporan este pseudocereal a su dieta debido a sus beneficios entre los que destacan la alta cantidad y calidad de proteína.

También contiene elevadas cantidades de fibra, hierro,calcio, vitaminas del complejo B y vitamina E. Su contenido en antioxidantes polifenólicos también es alto, además, debido a su alto contenido en almidón (51-61%) puede ser utilizado para la producción de harina.

La quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano. También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

La quinoa al ser un pseudocereal libre de gluten tiene gran interés para las personas celíacas y aquellas que tiene alergia al trigo.

También es importante resaltar que la quinoa  contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro de origen vegetal.

Para empezar a utilizar la quinoa es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas (estas proporcionan un sabor amargo).  No debemos remojar, sino lavar y enjuagar. Posteriormente hervimos tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos o hasta que se abra la semilla. Colamos y listo para usar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s