¿Conocéis la stevia? ¿y sus propiedades?

Para los golosos, para los que nos pierde el dulce, para los que no paramos de abrir los ojos cuando vemos un pastel muy azucarado…comunicaros que tenemos una adición, si, una adición. El azúcar es uno de los ingredientes más peligrosos que encontramos por su alto poder adictivo, está en casi todos los alimentos procesados y ademas de esto engorda, puede causar depresión y diferentes enfermedades si se consume en grandes cantidades. Pero, si no podemos vivir sin ese sabor dulce os presento a uno de los nuevos edulcorantes naturales, la stevia, que ayuda a regular la diabetes (no provoca un aumento del nivel de insulina en sangre), controla la presión arterial y mejora la circulación.

El gusto de stevia, a diferencia del azúcar, tiene un comienzo lento y una duración más larga y algunos de sus extractos pueden tener un regusto amargo o a regaliz en altas concentraciones.

¿Cuál es la mejor manera de consumir stevia para poder beneficiarnos de sus propiedades? Sin duda, la mejor manera de consumir este edulcorante es en forma de hoja fresca o disecada. 

La hoja de stevia puede consumirse de forma natural con muchos menos riesgos que el resto de edulcorantes artificiales sin calorías debido a que se puede plantar en casa, solamente tenemos que comprar hojas disecadas y triturarlas convirtiéndolas en un fino polvo dulce. Las hojas de stevia se pueden usar tal cual, frescas o disecadas, para endulzar el café u otras bebidas de forma natural y segura.

Cada vez son más los fabricantes de bebidas edulcoradas o refrescos que han incluido este endulcorante natural en su composición. Los productos de stevia manufacturados no son puros, suelen venir mezclados con otros tipos de edulcorantes o con alcoholes por lo que el producto pierde totalmente sus propiedades medicinales.

La hoja seca de la stevia ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir la presión arterial, regular el aparato digestivo en general, reducir la grasa en personas obesas, ayuda a las personas con ansiedad y, además, es diurética.

Gracias a su elevado contenido en minerales como el potasio o el magnesio, la stevia es altamente recomendable para la hipertensión ya que disminuye la presión arterial,actúa como hipotensor y cardiotónico al regular los latidos del corazón gracias a su poder vasodilatador.

Al ser un endulzante se emplea muchísimo para los diabéticos y se ha comprobado que no hay un aumento de glucosa en sangre, presentando una acción hipoglucémica en las personas que presentan diabetes tipo 2, no dependientes de la insulina. La stevia actúa sobre las células beta del páncreas estimulando la producción de insulina de forma natural. A parte, actualmente se están realizando estudios sobre los efectos de la stevia en la diabetes tipo 1, insulina dependiente.

En los casos de obesidad y sobrepeso está totalmente recomendado ya que no aporta calorías y ayuda a bajar de peso.

A parte de todos estos beneficios, también ayuda a regular el aparato digestivo en los casos de estreñimiento por su alto contenido en fibra y ayuda a la producción de los jugos gástricos por lo que es un aliado importante a la hora de hacer una buena digestión. Presenta un importante poder antioxidante que ayudan a prevenir problemas de circulación como la apoplejía cerebral y el infarto del miocardio, que son causadas por la arteriosclerosis, el desorden funcional del hígado, diabetes, etc. Por sus efectos antioxidantes, es también uno de los mejores medios antienvejecimiento. Es bactericida y se utiliza en dentífricos y chicles para prevenir la caries dental por su acción antibiótica contra la placa bacteriana. Su poder de disolver la dioxina, nicotina e histamina la convierten en un poderoso antialérgico que, además, contribuye a reforzar el sistema inmunitario y las defensas, mejora la resistencia frente a gripes y resfriados y es cicatrizante y bactericida en aplicaciones contra quemaduras, heridas.

Mientras que aún no se han encontrado efectos secundarios ni contraindicaciones, dentro de la interminable lista de beneficios de la stevia se cuenta el efecto diurético que ayuda a reducir los niveles de ácido úrico.

Como acabáis de ver, la stevia es una opción más que recomendable para sustituir el dichoso azúcar, eso si, siempre para beneficiarnos de sus propiedades hay que consumirlo en forma de hoja fresca o disociada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s