El huevo, resolviendo dudas

El huevo es un alimento importantísimo que nunca deberá faltar en la alimentación. Se caracteriza por presentar muchos nutrientes y, es por ello que es un buen caldo de cultivo para el crecimiento de microorganismos. Todos alguna vez hemos escuchado casos de salmonelosis, especialmente en el ámbito doméstico (en el caso de profesionales hay una reglamentación específica que limita la utilización de este), por lo cual resulta imprescindible la buena manipulación de los huevos y garantizar su seguro consumo.

Muchas personas tienen dudas sobre la correcta manipulación y almacenamiento de los huevos. Algunas de las preguntas más frecuentes que están en duda para muchos son las siguientes:

¿El huevo debe conservarse en refrigeración?

Sí, es totalmente recomendable que se almacene en refrigeración ya que de esta manera conserva la frescura desde el momento de su compra hasta que se consume.

 

¿El tratamiento térmico elimina todas las formas posibles de salmonela?

Si, esto es muy importante con respecto a la realización de salsas ya que cuando hacemos una mayonesa casera, el huevo no se somete a tratamiento térmico. En estos casos es imprescindible realizar la preparación con precaución e higiene,(podríamos añadir unas gotas de limón o vinagre para así acidificar la preparación e impedir la proliferación de microorganismos) conservar la salsa siempre en refrigeración y consumirla en antes de que pase un día, especialmente si nos encontramos en verano.

¿Se deben de lavar los huevos antes de colocarlos en el frigorífico?

No, indudablemente. Si nosotros lavamos los huevos antes de introducirlos en el frigorífico estaríamos facilitando la entrada de microorganismos al interior. Esto es debido a que la cascara del huevo presenta una serie de poros y una finita película, por lo que si nosotros los laváramos facilitaríamos la penetración de estos hacia el interior, creciendo y proliferando rápidamente.

¿Evitando la contaminación cruzada reducimos el riesgo de una toxiinfección alimentaria?

Si, cualquier instrumento o recipiente que hayamos utilizado en contacto con un alimento sin cocinar debe limpiarse antes de emplearse con un alimento ya cocinado o listo para su consumo. Por ejemplo, el recipiente o cubierto utilizado  para batir los huevos no deben ponerse en contacto con la tortilla ya hecha, sino usar unos limpios. Tampoco se debe cascar el huevo en el recipiente que emplearemos después para batirlo, cocinar o servir los alimentos ya preparados. Estas precauciones son  imprescindibles en la preparación de alimentos como las carnes, pescados o huevos, que por su riqueza en nutrientes son muy apreciados por los microorganismos patógenos si les damos facilidades para reproducirse.

Anuncios

4 comentarios en “El huevo, resolviendo dudas

    1. Buenos días Victor,
      Siempre es recomendable evitar los huevos que presenten manchas de heces por un sencillo motivo, porque pueden ser portadores de Salmonella, no quiere decir que los debamos desechar pero si es recomendable evitarlos siempre. Lo que puedes hacer es eliminar las heces con un paño, olvidate de utilizar agua porque eso haría que los microorganismos traspasen la cáscara del huevo y se introduzcan en el interior de él.
      Un saludo.

      Me gusta

    1. Buenas tardes Susana, el huevo evidentemente tiene colesterol, pero hay que tener en cuenta que el colesterol es necesario también para nuestro organismo. Hace mucho tiempo se creía que el colesterol de la dieta era causa del aumento del colesterol en sangre y originó recomendaciones generalizadas de reducción del consumo de huevos, que hoy ya no se justifican con argumentos científicos.

      Actualmente existen muchas evidencias científicas confirman que a pesar del contenido en colesterol del huevo (unos 200mg/unidad) el consumo de huevos no incrementa el riesgo cardiovascular en personas sanas, puesto que aporta fosfolípidos y grasas insaturadas en su composición, junto a algunas vitaminas y antioxidantes que favorecen la prevención de la arterioesclerosis. Según las más recientes recomendaciones, el consumo de hasta un huevo por día no supone factor de riesgo alguno en personas sanas con una dieta variada y un estilo de vida saludable.

      Pero debemos mencionar que en los casos de alteraciones metabólicas el consumo es restringido, para eso debe de consultar con su médico.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s